domingo, 3 de enero de 2010

EL ROBO

El perro de la señora del Bajo B lo miró con cara de lástima. Era la primera vez que un ser humano le robaba la comida. Ni siquiera ladró, ni fue corriendo a los pies de su ama para avisarle del hurto que se estaba cometiendo en el patio. No. Sólo se quedó mirando cómo el mendigo de la esquina acababa con su plato de comida para perros. Seguro que sería lo único que comería en todo el día.

1 comentario:

  1. Duro muy duro la realidad de mucha gente.


    Agur un saludo Marialuisa

    ResponderEliminar