viernes, 22 de octubre de 2010

NO SMOKING

Desquiciado, tiró el cigarro por la ventanilla del coche. De repente todo empezó a arder. Se vio sin salida en medio de un mar de llamas. En ese momento supo que dejaría de fumar.

3 comentarios:

  1. Hablando en plata: Que le den.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. jajajaja Nunca es tarde, ¿o sí?

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  3. Muy buena refección para que dejase de fumar
    Saludos

    ResponderEliminar