domingo, 22 de abril de 2018

LUCIÉRNAGAS


No le gustaban las ovejas, así que comenzó a contar luciérnagas para quedarse dormido. Pero pronto la habitación se llenó de luz y fue imposible conciliar el sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario